Reclamar Tarjetas Revolving

Qué son las Tarjetas Revolving

Las Tarjetas Revolving son muy comunes hoy en día, puede que sin saberlo usted tenga al menos una en su cartera.
Son un tipo de tarjeta con un límite de crédito, cuya principal característica es que tanto las retiradas de dinero como las compras y demás gestiones que realice con estas tarjetas se pagan a plazos.

Y pueden ser ciertamente atractivas, ya que es el consumidor el que elige la cantidad que quiere abonar mensualmente. Hablamos de una cuota que normalmente es baja y modificable, por lo que se ajusta en principio a las necesidades del comprador. El quid de la cuestión no es otro que el aplazamiento del pago.

Es decir, con una tarjeta de crédito el usuario debe pagar cuando llega la fecha de liquidación, sin embargo con estas tarjetas el consumidor puede aplazar el pago del dinero de que haya dispuesto para sus compras o gestiones. A esos pagos, aplazados o no, se les aplica unos intereses remuneratorios, bastante elevados por regla general, que lo único que hacen es ir aumentando la deuda que el consumidor genera. De esta manera se dispone de dinero y posteriormente se restituye pero sumando a esa cantidad los intereses. Lógicamente ese aumento será exponencialmente mayor si el consumidor aplaza la deuda.

A pesar de su atractivo inducen al endeudamiento.

¿Cómo funcionan las Tarjetas Revolving

Estas tarjetas le ofrecen dos opciones de pago normalmente: 
Con la primera el usuario paga mensualmente un porcentaje del saldo que haya consumido. Este porcentaje varía pero suele moverse dentro de un límite con un mínimo y un máximo, que puede ser superior al 20%. 
La otra opción de pago que ofrecen es el pago de una cantidad fija, cantidad que también se mueve dentro de un límite de máximos y mínimos.
Pueden funcionar también como una tarjeta de crédito donde el consumidor paga la totalidad del crédito a mes vencido, de esta manera no genera intereses. Esta opción no se suele promocionar precisamente porque no genera intereses. Los promotores de estas tarjetas fomentan de manera más o menos transparente el aplazamiento de deuda focalizándose en el atractivo de las mismas.
En conclusión, se puede afirmar que estas tarjetas actúan como un crédito de consumo.

Los riesgos de las Tarjetas Revolving

Las tarjetas revolving se publicitan como un producto sencillo, sin costes aparentes, sin comisiones, y con cuotas muy asequibles y modificables que favorecen la devolución del dinero prestado. La realidad es que las tarjetas revolving funcionan como microcréditos y aplican unos intereses abusivos (más altos incluso que los registrados por el Banco de España para créditos personales)
Como decíamos el problema se esconde detrás de esas cuotas que aunque normalmente son de escasa cuantía generan intereses muy altos que impiden amortizar la deuda. De este modo, aunque el cliente pague las cuotas, la deuda no disminuye sino que en algunos casos aumenta. A modo de ejemplo, una compra de 400€ puede acabar suponiendo una deuda de 800€ o superior.
Observando más de cerca las Tarjetas Revolving vemos que:

Potencian el consumo

Al tener el Crédito permanentemente disponible el consumidor puede utilizarlo. Consumo que favorece al comercio.

Favorecen el endeudamiento

Si no se devuelve la totalidad del saldo esa cantidad de deuda que no se paga genera intereses.

Falta de transparencia

Las entidades comercializadoras ensalzan el hecho de que su emisión es rápida y gratuita y obvian el hecho de que tienen unos intereses asociados.

Los intereses son muy elevados

Los intereses superan el 25% TAE en muchos casos, y el 20% TAE en la mayoría.

¿Cómo puedo saber si tengo una Tarjeta Revolving?

Mirando en sus carteras

Estas son algunas de las Tarjetas Revolving más conocidas en estos momentos

Tarjetas Revolving más populares
Las Tarjetas Revolving más comercializadas en España son:
tarjetas

• Tarjeta El Corte Inglés

• Tarjeta Wizink

• Tarjeta IKEA

• Tarjeta Cetelem

• Tarjeta Alcampo

• Tarjeta Carrefour Pass

• Visa Eroski Red

• Tarjeta EVO Finance

• Tarjeta Barclaycard

• Tarjeta Citibank

• Tarjeta Caixabank  Oro / GO

• Tarjeta Santander Consumer Finance

• Tarjeta Bankinter Obsidiana

Tenga en cuenta que esta lista no es cerrada.  A su vez existen créditos que se comercializan de la misma manera pero estos no tienen una tarjeta física. Encontramos ejemplos de estos créditos en entidades financieras como Vivus, Cofidis, Cetelem, Kredito24 o Moneyman.

Las Tarjetas en la actualidad jurídica

Anterior a la declaración del estado de alarma, conocimos una nueva sentencia del Tribunal Supremo sobre una tarjeta de crédito revolving. 

El caso abordado por este tribunal es el de un préstamo, concedido inicialmente al 26,82% TAE que posteriormente aumentó al 27,24% de interés. El alto tribunal declaró abusivo el préstamo por la Ley de Usura de 1908.

La sentencia del 4 de marzo de 2020 también apunta a la falta de transparencia de estos contratos complejos.

¿Cuándo se considera que hay usura en la Tarjeta Revolving?

Los usuarios de este tipo de tarjetas pueden acudir a la Ley de Represión de la Usura o Ley de Azcárate, que data de 1908 para fundamentar sus reclamaciones. La Ley de represión de la usura de 23 de julio de 1908 se proyecta sobre los intereses remuneratorios. Los intereses remuneratorios pueden ser usurarios pero no abusivos, lo que produciría la nulidad total del préstamo. El interés remuneratorio es el precio que el prestatario ha de abonar a la entidad prestamista por el disfrute o utilización del dinero recibido en préstamo. Así el Artículo 9 de la Ley de Represión de la Usura reza “Lo dispuesto por esta ley se aplicará a toda operación sustancialmente equivalente a un préstamo de dinero, cualesquiera que sean la forma que revista el contrato y la garantía que para su cumplimiento se haya ofrecido.”  Será entonces de aplicación a las tarjetas revolving ya que estas son equiparables a un préstamo dinerario. Si leemos detenidamente esta Ley vemos que en su Artículo 1 se afirma que “Será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales. Será igualmente nulo el contrato en que se suponga recibida mayor cantidad que la verdaderamente entregada, cualesquiera que sean su entidad y circunstancias. Será también nula la renuncia del fuero propio, dentro de la población, hecha por el deudor en esta clase de contratos.” Cuando esta ley habla de “interés notablemente superior” lo hace de manera general, por lo que debemos de acudir a lo que la jurisprudencia entiende por interés notablemente superior en estos casos. El Tribunal Supremo se pronunció al respecto, y dijo que es notablemente superior, por ende usurario, todo interés que supere el doble del interés medio ordinario en las operaciones de crédito al consumo en el momento en que se firmó el contrato. 

¿Qué se puede reclamar?

A tenor del Artículo 3 una vez “Declarada con arreglo a esta ley la nulidad de un contrato, el prestatario estará obligado a entregar tan sólo la suma recibida; y si hubiera satisfecho parte de aquélla y los intereses vencidos, el prestamista devolverá al prestatario lo que, tomando en cuenta el total de lo percibido, exceda del capital prestado” es decir, los intereses.

Las principales vías para reclamar en via judicial son dependiendo de su situación:

  • La Ley de Azcárate. 
  • La Ley General para la Defensa de los Consumidores (si estamos ante una falta de transparencia de las clausulas no negociadas individualmente)

Ante la avalancha de sentencias condenatorias en los tribunales algunas entidades financieras están negociando acuerdos con los consumidores afectados de forma extrajudicial.

¿Qué plazo hay para reclamar Tarjetas Revolving?

Afortunadamente para todos los consumidores afectados, no hay plazo máximo para reclamar una tarjeta revolving.
Es decir, se pueden reclamar incluso aquellas tarjetas y créditos de este tipo que ya satisfechas, sin límite temporal. 
Este punto también quedo claro de acuerdo al Tribunal Supremo, que en su Sentencia nº 539/2009, de 14 de Julio, determinó la no prescripción de esta acción:
“La nulidad del préstamo usurario, claramente establecida por el artículo 1 de la Ley de 23 de julio de 1908, (…) ni es susceptible de prescripción extintiva.”
Para cualquier duda o consulta que le pueda surgir en relación a este tema, si tiene o ha tenido alguna de esas tarjetas o créditos revolving y considera que pagas o ha pagado unos intereses demasiado elevados, no dude en ponerse en contacto con Elcarte Abogados.
3.8/5 (12 Reviews)

Estaremos encantados de ayudarle

Información de Contacto

  • Paulino Caballero 4, 6º A, 31002 Pamplona
  • 848 400 083
  • despacho@elcarteabogados.com